Consejos para mejorar en el running

Bueno. Vamos a creer que ya habéis comenzado a entrenar, a correr con regularidad y que te has “enganchado” un poco. Pero ahora has llegado a ese punto en el que quieres mejorar tus entrenamientos, tus tiempos… Es por ello que vamos a aprovechar el siguiente post para darte una serie de consejos para mejorar en el running.

Lo primero que hay que tener presente es que no es obligatorio realizar grandes progresos. Hay muchos corredores que están contentos con sus rutas, sus distancias, sus tiempos… No hay nada malo en correr a un ritmo tranquilo, ya que siempre será un buen ejercicio físico y mejoraremos nuestra salud y forma.

Consejos para runners

Pero hay otros deportistas que “se aburren”, a los que la monotonía no les sienta bien y necesitan entrenamientos más dinámicos para mejorar. Para todos ellos, nos gustaría acercarles unos útiles consejos para mejorar en el running.

  1. Cambios de ritmo

Si quieres conseguir mejores tiempos y sentirte más rápido en tus carreras, no puedes pasar por alto los cambios de ritmo en tus entrenamientos. Huye de los ritmos constantes y realiza aceleraciones de 80 o 100 metros, desacelerando hasta llegar al ritmo de trote. Repítelo varias veces para completar una serie.

  1. Cuesta arriba

Uno de los mejores consejos para mejorar en el running. El running no es solo resistencia, sino también fuerza. Es por ello que las carreras cuesta arriba nos ayudarán mucho a mejorar, permitiéndonos conseguir unas zancadas mucho más enérgicas.

Lo ideal es correr cuestas de 150 metros a un grado de exigencia alto, repitiendo entre 6 y 10 veces.

Mejorar en el running

  1. Fartlek

Un ejercicio que habrás escuchado seguramente si ya eres aficionado al running. Básicamente se trata de variar el ritmo, mezclando el trote y la alta intensidad.

  1. Ritmo in crescendo

Se trata de un entrenamiento muy útil para cualquier runner. Habrá que elegir una ruta no muy larga, entre 1 y 2 kilómetros y realizar vueltas sin descansar aumentando paulatinamente el ritmo y nuestra frecuencia cardiaca, empezando por un 70% y terminando al 90, por ejemplo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.