En el momento de arrancar con los primeros pasos en la organización de una boda, siempre resulta de utilidad contar con la ayuda de un profesional cuyas funciones no solo pasarán por los detalles propios de la organización del evento en sí, sino que también podrá echarnos una mano con la lista de regalos. Una lista de boda completa constará de los utensilios más necesarios para el equipamiento del hogar

Las ya populares “listas de boda” han venido a racionalizar los regalos ofrecidos a las parejas que equipan su primer hogar. Lejos quedan pues los detalles de poca utilidad, las odiosas repeticiones y los regalos de gusto dudoso. Con la presentación de las listas de boda, la elección de útiles y accesorios corre a cargo única y exclusivamente de los novios, la compra, claro está, de quienes quieren agasajarles.

Numerosos establecimientos de decoración, electrodomésticos, menaje o regalos incorporan a sus servicios de venta las listas de boda, incluyendo importantes descuentos y posibilidades de selección, ya que no solo es importante tener en cuenta la decoración para la boda cuando uno piensa en casarse, también hay que valorar la futura decoración del hogar conyugal.

Se pretende poner a disposición de las jóvenes parejas todo lo que se puede llegar a necesitar en una casa, desde el artículo más in dispensable hasta las más claras muestras de ‘sibaritismo’ que, en es tos momentos registran un gran nivel de consumo.

Algunos de estos puntos de venta incluyen, además, los más complejos servicios de diseño y decoración de interiores, pintura, empapelado, muebles a medida, obras, etcétera, contando, por tanto, con los equipos más diversos de profesionales especializados. Esto facilita la habilitación del hogar de forma adecuada, atendiendo a todos los detalles, conjugando todos los elementos, creando, en definitiva, un espacio, un ambiente único y personal.

LA GAMA MÁS EXTENSA Las listas de boda siguen, en todos los establecimientos, unas pautas comunes, aunque siempre se producen variaciones e inclusiones que dependen del lugar elegido. Generalmente, estas listas constan de los más diversos apartados que engloban desde los utensilios más característicos a los más peculiares y originales.

Una lista de boda completa constará de diversos apartados. Entre los más habituales destacan los pequeños electrodomésticos y menaje de cocina (útiles de cocina, planchas, tostadoras, exprimidores, balanzas, freidoras, barbacoas, cafeteras, baterías, secadores…), grandes electrodomésticos (lavadora, secadora, lavavajillas, frigoríficos, cocina, campana extractora, encimera, calefactores, televisión, vídeo…), artículos de limpieza, bricolaje y similares (escaleras, tendederos, mesas de cocina, taburetes, tablas de planchar, carrito de la compra, juego de jardín…), accesorios de mesa, juego de bar, maletas, lámparas, alfombras, ropa de casa, decoración e incluso aparatos de sonido y fotografía.

 

Como apuntábamos anterior mente, algunos establecimientos incluyen también, aunque este caso no es muy frecuente, proyectos de arquitectura interior (rehabilitación de la vivienda, obras de cocina y baños, diseño de muebles a medida…) y de decoración de terrazas y jardines (jardineras de obra, riego automático, plantas y árboles naturales o artificiales, centros de flores, muebles de jardín y tenaza e iluminación), convirtiéndose, por tanto, en grandes “tiendas” del hogar, en el lugar más idóneo para la creación de ambiente.

De esta manera, no solo tendremos cubiertos los detalles propios de la organización de la boda, también tendremos cubiertos gran parte de las preocupaciones colaterales que acompañan una celebración tan importante como esta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.